OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Ya se ha posado en mí de nuevo,

evaporado el tiempo que nos dimos,

el espejo inerte de tu mirada,

el brillo ocre de unos ojos

que observan el lento derramar

de unas lágrimas ya fósiles,

una tristeza de otro tiempo,

un amor tornado mármol

y encallado en la memoria,

como una fotografía lejana y estática

que no te transporta al pasado,

que sólo te eleva sobre él.

 

Para que puedas contemplar

las otras vidas que viviste,

las infinitas veces

que has mudado de piel.

 

©Jorgegutiérrezdiego

Anuncios