OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los días caen

uno a uno,

como gotas de agua,

idénticas,

plomizas pero frágiles,

estallando contra el suelo

en su eterna caída,

o contra la noche,

contra el olvido,

y estallando en mil recuerdos,

en mil anhelos,

en estos días rabiosos,

días sin vida,

días que se mueren

el uno en el otro,

como si se fusionaran

en un interminable

charco, o mar,

en el que nunca más

pudiera volver a hallarme.

 

©Jorgegutiérrezdiego

 

 

Anuncios