DIME DONDE HAS DEJADO1

Dime dónde has dejado

tus inútiles intentos

de saber quién eres

y qué desierto pisas,

a dónde fueron los besos

de aquella noche de salitre,

de aquel mar sin isla.

Dónde perdiste la juventud de hielo

que quemabas sin saberlo,

desconociendo que tenía fin

aquel reloj de arena,

aquel deseo de ser libre,

aquellos vientos de cambio.

 

Vendrán otros como tú,

otras esperanzas se elevarán

sobre las tuyas,

serán las tuyas

pero en otros ojos,

en otros labios y otras manos.

 

En otra luz, al otro lado.

Y también arderán como paja,

sin dejar huella.

 

Pero no hay ceniza

que no renazca, no temas,

no se habrá perdido

aquello que sentiste,

sólo se dejó arrastrar por el viento

a perderse en otras luchas.

 

A otro lugar, muy lejos,

del que ya formas parte.

 

©Jorgegutiérrezdiego

 

Anuncios