Habrá un día

 

De perfil, tu figura

parece siempre a punto de marcharse,

presta a desaparecer.

 

Y me gusta ver cimbrear

tu cuerpo,

tan volátil

como si cualquier racha

de viento pudiera llevarte

a un lugar mejor,

 

si tú quisieras.

 

Pero me miras,

clavando tus pupilas

como alfileres en las mías,

y susurras que no te irás,

aunque el viento sople fuerte,

aunque tu perfil sea tan leve,

 

aunque haya lugares mejores.

 

©Jorgegutiérrezdiego

 

 

Anuncios