OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ya ni siquiera me calma

el delirio del mar infinito

en el que sé que puedo perderme

sin miedo a ser rescatado.

 

©Jorgegutiérrezdiego

 

Anuncios